Se encuentra usted aquí

Masajes

Sesiones individuales de masaje californiano

Las sesiones de masaje tienen una duración de 90 minutos, al principio comenzaremos con una sería de manipulaciones preliminares, como hamacados, elongaciones, tracciones, pases sobre sábana, estiramientos, caminatas de gato....., que tienen objetivo preparar el cuerpo para recibir el masaje. También sirven al terapeuta para conocer el estado del paciente.

A continuación comenzamos el masaje en si. Trabajamos con una mezcla de leche de masaje y aceite de almendras. El masaje comienza con una serie de pases largos, con ellos recorremos todo el cuerpo, esparcimos aceite e intentamos ir integrando nuestro trabajo con las necesidades de cada paciente.

El objetivo de cada sesión de masaje es ofrecer al paciente lo que necesita en ese momento, por ello cada sesión de masaje es diferente. Pero si hay dos objetivo básicos en todas las sesiones, el primer objetivo es la relajación, tanto mental, física como emocional. A través de este proceso de relajación intentaremos acercarnos a nuestro segundo objetivo, que es el ayudar a que cada persona se conecte consigo misma.

Dentro de una sesión de masaje, el trabajo puede resultar bastante intenso, en caso de deportistas, bailarines o personas con fuertes tensiones y contracturas, o puede resultar muy sutil, es el caso de personas que necesitan un trabajo más emocional. Es labor del terapeuta adecuar su trabajo a las necesidades de cada paciente.

Las sesiones tienen una duración de 90, se hacen con aceite y se trabaja todo el cuerpo.

El precio de la sesión de 90 minutos es de 50€.

El precio de un masaje californiano para regalar es de 50€

Lugar:  

INsala, Comte D'Urgell, 55 1º 1ª (casi esquina con Gran Via), o en Poble Sec, muy cerca de Montjuic, Paralelo y Plaza España

Los centros donde imparto las sesiones de masaje son lugares recogidos y tranquilos, con un ambiente muy agradable y muy cerca del centro de la ciudad. 

La armoniosa atmósfera que hemos conseguido en estos dos espacios proporciona la paz y tranquilidad necesarias para recibir un buen un masaje.